Tu compra

¡Parece que tu carrito está vacío!

CONTINUAR COMPRANDO

10 alimentos que debes tener en tu cocina

by M.A. Venegas |

En los anteriores artículos hemos escrito sobre los suplementos alimenticios que nos ayudan a mejorar nuestra vida, por ejemplo, el chitosán, o el frijol blanco, nos ayudan a adelgazar más y mejor, e incluso a combatir la diabetes.

Pero no son productos milagrosos y deben ir acompañados de una dieta balanceada y ejercicio. Siempre con personal cualificado supervisando tu programa o rutina, tanto de dieta como de ejercicio.

Pero no sirve de nada bajar de peso y volver a hábitos poco saludables (si los tenías).

Para ayudarte un poco, te dejamos una lista de alimentos que debes tener en tu nevera, para que tus comidas las contengan, y sean mucho más saludables. 

1. Aceite de oliva virgen

Es la joya de la gastronomía mediterránea, una de las consideradas más sanas del mundo, y también un sello para la gastronomía española, italiana, griega, e incluso siria (allí está el origen del aceite).

Se recomienda cocinar los alimentos con aceite virgen extra. Asegúrate que sea virgen leyendo las etiquetas de los frascos.

Además, se aconseja su consumo crudo, rociando verduras o como aliño en ensaladas. El chef Hallie Norvet recomienda el aceite de oliva prensado en frío para obtener un sabor diferente, sin que pierda sus propiedades.

2. Sal marina

Se recomienda sustituir la sal de mesa, que normalmente está refinada, por la sal marina, ya que tiene un sabor más intenso, es más natural, y más sano (contiene más minerales que la sal común de mesa).

Eso sí, con moderación, la sal en exceso es perjudicial.

3. Hierbas frescas

Las hierbas contienen una gran cantidad de antioxidantes y además aportan un delicioso sabor a las comidas, y algunas, aromas.

Casi todas las cocinas hacen uso de ellas: el cilantro en México, la albahaca en Italia, por ejemplo.

4. Chocolate negro

El chocolate negro es rico en polifenoles que combaten ciertas enfermedades, e incluso ayuda a la pérdida de peso. No lo confundas con chocolate con leche.

Y no solo se utiliza para postres o como dulce sino para la cocina de diario. Pon dos cubitos de chocolate negro a estofados y su sabor será interesante. En México hay una comida llamada mole, que combina chile, hierbas y chocolate (el chocolate proviene de allí).

5 Leche a base de plantas

Se recomienda el consumo de leche de plantas, como soja, almendras, arroz, cáñamo en lugar de la tradicional leche de vaca, para evitar el consumo de conservantes y de disminuir el maltrato animal.

Son leches cremosas y con un sabor, aunque diferente, delicioso, y lo utilizas como la leche normal. Eso sí, las personas con problemas de tiroides deben abstenerse y consultar a un médico antes.

6. Verdura congelada

La ventaja de tener verdura congelada es que puedes conservarla mucho tiempo sin que ésta se estropee, a diferencia de la verdura fresca, que es recomendable consumir de forma prácticamente inmediata.

Así, en cualquier momento puedes hacer salsa de verduras, menestra, ensaladas, etc.

7. Harina de avena

Ayuda a reducir los niveles de colesterol, y según estudios recientes, a controlar el apetito y la ingesta en exceso de alimentos. Es ideal para desayunar sustituyendo el cereal comercial cargado de ázucar, o para hacer batidos, en lugar del chocolate en polvo.

8 Ajo pelado

El ajo añade a tu comida un delicioso sabor y aroma de forma rápida, sin grasas no saludables, ni ingredientes procesados. Ayuda a la circulación y es excelente para la salud, en general.

Puedes comprarlo pelado o pelarlo tú y dejarlo listo para cuando cocines y hagas los sofritos.

9 Frutos secos

Son ideales para muchas cosas: darles sabor a nuestras tartas, para hacer salsas o añadir tonos crujientes a las comidas.

Pero también lo son para picar, tan solo así, en lugar de dulces a base de harina, puedes comer pasas, higos secos, albaricoque seco, grosellas, arándanos… Son deliciosos, sanos y sacian muy rápido.

10. Hierbas amargas

Realmente son las verduras frescas como la lechuga, espinacas, col rizada, etc.

Tenerlas a mano e incluso congeladas, te permite hacer ensaladas rápidas para acompañar la comida, o cocinarlas al vapor con un poco de sal, pero también para añadir en guisos, sopas y revueltos.

Sí, faltan muchos alimentos, pero con éstos diez podemos enriquecer nuestra cocina y nuestra dieta. ¿Cuáles tienes ya? ¿Cuál consideras obligatorio que no esté en la lista?

Comentarios (0)

Deja un comentario